FILTROS Y PORTAFILTROS

SEDIMENTOS

Un filtro de sedimentos actúa como pantalla para remover estas partículas. Es importante tener en cuenta que los filtros de sedimentos reducen sedimentos exclusivamente, y por lo tanto no reducen la cantidad de químicos o metales pesados ni tampoco sirven para tratar el olor o sabor del agua.

En general, los filtros de sedimentos se clasifican según un numero de micras, esto es el tamaño de partícula capaz de ser retenido por el filtro.

Se clasifican como "nominal" o "absoluto". Así, un filtro de 5 micras nominal puede atrapar un 85% de partículas de tamaño de cinco micras y mayor; mientras un filtro de 5 micras absoluto puede atrapar 99.9% de partículas de 5 micras o más.

Para la mayoría de las aplicaciones, un filtro nominal es suficiente, sin embargo cuando se requieren un grado muy alto de retención de partículas, entonces quizás sea necesario la utilización de un filtro absoluto. Los filtros de sedimentos pueden ser de distintos materiales, entre ellos, pavilados de distintos materiales), polipropileno, poliéster, celulosa, cerámica, fibra de cristal, y algodón entre otros.

CARBON ACTIVADO

Son fabricados con carbón activado provenientes de la cáscara de coco de alta pureza. Disponible en una amplia gama de longitudes, diámetros, y micronajes, Los cartuchos de carbón block reducen el cloro, herbicidas, fungicidas, tienen gran capacidad de retención de sedimentos, y reducen en gran medida los residuos de carbón.

PORTAFILTROS

Están fabricados de polipropileno reforzado en color azul, blanco y transparente, aprobado por la FDA. Estos portafiltros se pueden utilizar en aplicaciones tales como la pre y post filtración de ósmosis inversa, sistemas de filtración domésticas, restaurantes, máquinas de hielo y muchos más. Son probados y certificados por NSF International a las normas NSF / ANSI, para el material y los requisitos de estructura.