DESMINERALIZADORES (DESIONIZADORES)

Consiste en la eliminación de Iones inorgánicos presentes en el agua mediante el uso de resinas absorbentes de iones. Pueden utilizarse con relativa facilidad y no requieren aporte energético, pero no eliminan impurezas orgánicas, es decir que no producen agua estéril, siendo vulnerable a la contaminación bacteriana, particularmente en un medio caluroso.

Los Desionizadores contienen resinas insolubles de intercambio catiónico (RES–SO3H) y de intercambio Aniónico (RES – CH2N (CH3)3OH+). Estas resinas pueden conservarse en columnas separadas o en una columna de lecho mixto. El agua corriente pasa a través de las columnas de resina, que intercambian los electrolitos solutos por iones H+ y OH-. Las resinas de intercambio catiónico están cargadas negativamente para captar iones cargados positivamente (Cationes) y las resinas de intercambio Aniónico están cargadas positivamente para captar los iones cargados negativamente (Aniones).

Las resinas deben regenerarse o sustituirse, de acuerdo a las recomendaciones del fabricante cuando la conductividad del agua de salida es superior a 20 mS/cm, por lo tanto deben revisarse con regularidad para tener la seguridad de que no están saturadas y de que producen el suficiente nivel de pureza requerido. Este examen se realiza midiendo la conductividad eléctrica del agua tratada.

La conductividad eléctrica es la propiedad que tienen las sales inorgánicas en solución (electrolitos) para conducir la corriente eléctrica, es decir, el agua pura prácticamente no conduce la corriente eléctrica mientras que el agua con sales disueltas la conduce muy bien (agua de mar). Los iones cargados positivamente o negativamente son los que la conducen la corriente y la cantidad conducida depende del número de iones presentes y de su movilidad.

Unidades de conductividad Eléctrica:

    • Siemens/cm
    • mS/cm (Microsiemens/cm)

Es importante anotar que entre más caliente esté el agua, mayor será la conductividad, por eso se mide de manera estándar a 25 ºC.

La regeneración o sustitución de las resinas depende de la cantidad de agua tratada y de su dureza ( la dureza guarda relación con el contenido de calcio en el agua). La dureza del agua tratada por un desionizador es prácticamente nula